Arrancan Aispuro y Salum limpieza y rehabilitación de arroyo Las Mangas

  • Obras evitarán inundaciones en la zona noroeste de la ciudad, con un alto impacto en más de diez mil duranguenses

Más de diez mil habitantes del noroeste de la ciudad se beneficiarán con la limpieza y rehabilitación del canal arroyo Las Mangas, obras que iniciaron el Gobernador José Rosas Aispuro Torres y el Presidente Municipal Jorge Salum del Palacio, con una inversión superior a los dos millones 997 mil pesos.

Estas obras permitirán una adecuada circulación de las aguas pluviales y evitará las inundaciones que en otros años han afectado a la ciudadanía y su patrimonio, afirmó el Mandatario Estatal.

La limpieza y también construcción con una loza de concreto en este arroyo que conecta con la presa Las Mangas evitará inundaciones, pero también problemas de salud para las más de diez mil personas que viven en colonias cercanas como la Luz y Esperanza, Amalia Solórzano, César Guillermo Meraz, Colinas de San Isidro, José López Portillo, Lázaro Cárdenas, entre otras, recalcó.

En el arranque, el Alcalde capitalino resaltó que esta obra forma parte de muchas más que se realizarán con el respaldo del Gobernador, para que Durango no detenga su desarrollo.

Aun cuando no se pueda ver, este tipo de obras generará un gran impacto en la protección de los duranguenses que viven en esta zona y que en la temporada de lluvias estaba expuesta a padecer de inundaciones, afirmó.

El proyecto está orientado a mitigar la vulnerabilidad a inundaciones derivadas de precipitaciones pluviales que sufren diez mil habitantes de esta zona. Incluye  el recubrimiento y rehabilitación de canal de conducción, en una primera etapa.

Asimismo, la limpieza, deshierbe y desazolve de cinco mil seis metros cuadrados del canal; construcción y reposición de losas de concreto en plantilla y taludes del canal con 502.40 metros cúbicos de concreto.

Finalmente, el director de Aguas del Municipio de Durango (AMD), Rodolfo Corrujedo Carrillo, manifestó que estas tenían años de ser anheladas por vecinos y ahora se hacen realidad mediante la conjunción de esfuerzos entre los Gobiernos Estatal y Municipal.

Desde hace años eran muy necesarias, ante un azolve, basura y muchas toneladas de piedra y tierra que obstaculizaban la función del arroyo para garantizar la fluidez libre del agua de las lluvias, finalizó.