Prioritaria, atención a la salud mental en el Municipio

  • En el ISM se trabaja para sensibilizar a los duranguenses sobre el cuidado de sus sentimientos y emociones

En el Gobierno Municipal del Presidente Jorge Salum la atención a la salud ha sido prioritaria, sobre todo ante la contingencia sanitaria por el coronavirus; prueba de ello son los diez mil 824 duranguenses atendidos mediantes programas y campañas, así como dos mil 207 consultas psicológicas proporcionadas.

Así lo informó la subdirectora del Instituto Municipal de Salud Mental, Ana Delia Terán Torrecillas, al conmemorar este 10 de octubre el Día Mundial de la Salud Mental, en el que se resalta la importancia de atender a la población que padece de este tipo de padecimientos.

“En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, quiero recordar a los duranguenses que no están solos, que hay un espacio dedicado a tratar sus problemáticas, con absoluta confidencialidad y empatía”, expresó.

Consideró que la pandemia por COVID-19 dejará una huella emocional involuntaria en la población, no solo de Durango, sino de todo el mundo; por ello, una de las prioridades del Municipio es brindar a todos los sectores de la sociedad duranguense las herramientas para tratar sus sentimientos y emociones de la mano de un experto y de forma gratuita.

De igual manera, dijo, se trabajan campañas y programas permanentes para desestigmatizar el cuidado de la salud mental, hasta que se convierta en un hábito que pueda permear en las nuevas generaciones.

La funcionaria municipal exhortó a los duranguenses a conocer la importancia del cuidado de la salud mental y acercarse al Instituto  a recibir acompañamiento psicológico, sin esperar a ser víctimas de alguna desgracia familiar o personal, para tener la iniciativa de pedir ayuda.

Las cifras denotan que los duranguenses se han visto cada vez más interesados en cuidar su salud mental; ante meses complicados, donde hay que adaptarse a la nueva normalidad, en hogares, centros de trabajo, etc., es fundamental lograr una estabilidad emocional, finalizó.