Entrega Salum becas académicas

  • Estímulos que no fueron reclamados en la pasada convocatoria se otorgaron a otros estudiantes

Para seguir estimulando el desarrollo académico y superación de la comunidad estudiantil, sobre todo en esta contingencia sanitaria, el Presidente Jorge Salum entregó 30 becas municipales que fueron reasignadas para igual número de alumnos de secundaria, bachillerato y profesional.

“Al reasignar las becas de alguien que en su momento no las recogió, se hizo un esfuerzo para que ese recurso se fuera para el propósito establecido, con el ánimo de apoyar la economía de los estudiantes”, expresó el Alcalde.

Verónica Mercado, madre de un estudiante beneficiado, agradeció por el estímulo para sacar adelante a su hijo en estos momentos de crisis, ya que “servirá para pagar su inscripción y seguir estudiando, porque es un buen estudiante,  con promedio de 10”.

En su intervención, el diputado local José Luis Rocha manifestó que hoy más que nunca los estudiantes requieren el apoyo y que ahora el Gobierno Municipal les otorga como un reconocimiento a su esfuerzo; “eso muestra su sensibilidad y responsabilidad con los jóvenes”.

La regidora Rosy Ascencio, por su parte, reconoció la atinada reasignación de becas del Gobierno Municipal, al ser “un gran beneficio ahora que inicia el ciclo escolar”.

Luego de que en la primera convocatoria de este 2020 estudiantes beneficiarios no reclamaron el estímulo económico, el Comité de Becas decidió reasignarlos a otros que cumplieron los requisitos y que habían solicitado participar en este programa, aseguró la directora de Educación Norma Rodríguez.

“Esto será redituable en la economía familiar y de manera muy particular en los estudiantes para fortalecer sus estudios”, recalcó.

Los montos de la beca según el nivel educativo son: para secundaria de mil 500 pesos; para bachillerato de dos mil; y para nivel superior tres mil pesos, con una inversión total de 73 mil 500 pesos.

 

Aprueba Cabildo facilitar internet a estudiantes

  • Propuesta de regidora Gabriela Vázquez muestra empatía y solidaridad con las familias y comunidad escolar en esta contingencia, coinciden

Regidores de las diferentes fuerzas políticas en Cabildo celebraron la iniciativa de su homóloga Gabriela Vázquez Chacón para poner equipo de cómputo del Gobierno Municipal a disposición de estudiantes de nivel medio y superior para apoyarlos en el próximo ciclo escolar.

En la reciente sesión de Cabildo, los regidores aprobaron por unanimidad esta propuesta por considerarla de gran empatía y solidaridad con familias de Durango, sobre todo con los estudiantes que no tienen la posibilidad de acceder a equipos de cómputo para estudiar de forma virtual en esta contingencia sanitaria.

Regidores como Daniela Soto y David Payán, del PRI; Primitivo Ríos, del PT; y Gerardo Rodríguez, del MC; aplaudieron la iniciativa ante la necesidad de apoyo de la comunidad estudiantil en el inicio del ciclo escolar 2020-2021 que se realizará en forma virtual.

“Felicitar y reconocer esta propuesta empática y solidaria con estudiantes, ante los altos porcentajes de deserción escolar que se está dando, sobre todo en las universidades”, expresó Daniela Soto.

“Es de reconocerse esta iniciativa de gran empatía con las familias porque les va a ayudar mucho a quienes no tienen un equipo de cómputo”, agregó David Payán.

“Hago votos para que este programa funcione, depende de la voluntad que se tenga, independientemente de material o no disponible”, dijo Primitivo Ríos.

Gerardo Rodríguez, por su parte, reconoció la iniciativa y posteriormente señaló que se deben considerar puntos estratégicos, según el mayor número de población escolar.

De acuerdo a la propuesta, se instruirá, con base a la viabilidad técnica y financiera, a dependencias y áreas municipales a que pongan a disposición equipos de cómputo y sean instalados en el Albergue, Biblioteca Municipal y los diversos centros culturales del municipio.

En estos lugares deben habilitarse áreas de cómputo a fin de que los jóvenes que cursan educación media y superior puedan hacer uso de ellas para llevar a cabo sus clases, trabajos y tareas escolares, siempre atendiendo las más estrictas medidas de sanidad.